La sombra y la luz

Miliciana

 

Una mujer de cierta edad, con la cabeza cubierta con uno de esos velos a los que la iglesia católica obligaba antaño a la hora de adentrarse en sus templos, se sitúa ante una urna de cristal en la que aún hay pocas papeletas depositadas. En la mano izquierda sujeta algo que puede ser una cédula de identidad, mientras con los dedos índice y pulgar de la derecha sostiene de un modo que tiene algo de desafío una papeleta doblada más veces de las necesarias. No sabemos su nombre y probablemente no lo sepamos nunca. El presidente de la mesa, encorbatado y con traje cruzado, mantiene una actitud hierática, con un cierto rictus de desagrado o incomodidad. Es 1933, un día del mes de noviembre, el 19, es domingo, y es Madrid. Después de un debate social y político intenso, encarnado desde posiciones enfrentadas por dos juristas de prestigio, Clara Campoamor y Victoria Kent, las mujeres pueden ejercer por primera vez en la historia de España su derecho al voto. La instantánea de Vidal da fe de ello.

En otra de 2004, un presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, posa en el Palacio de la Moncloa junto a ocho ministras. Ambas tomas, que trazan un arco de 70 años, forman parte de la exposición Protagonistas en la sombra, organizada por la Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales y que a través de 160 fotografías repasa la evolución de la imagen de la mujer española en los fondos de la Agencia Efe. Por ella desfila el ayer, el anteayer y el hoy de este país. Concebida con ocasión de la Presidencia española de la Unión Europea durante el primer semestre de 2010, la muestra, que tiene carácter itinerante  y recala hasta finales de año en Teruel, huye inicialmente del eje cronológico para adoptar una estructuración temática. De la familia y el ámbito privado, pasa al espacio público. De la educación, al trabajo, y de este a la cultura y al ocio, hasta concluir en el deporte. En el catálogo editado para la ocasión una familia de Cartagena con 14 hijos se codea en apenas unas páginas con una pareja lesbiana que espera someterse a una inseminación artificial. Las camaradas de la Sección Femenina que en 1944 aclaman en El Escorial a Franco aparecen solo un poco antes de otra imagen en la que cuatro mujeres encapuchadas exigen en 2008 ante un altar de la virgen en la iglesia barcelonesa de Santa María del Pi una ley que permita el aborto libre y gratuito. Un grupo de jóvenes ataviadas con mantilla española durante la Semana Santa sevillana de 1940 da paso a otra mujer que vestida de faralaes conduce una vespa camino de la feria de Málaga, y esta, poco después, a unas posmodernas de la movida en el Madrid de 1985. Rostros conocidos, como los de las escritoras María Teresa León, Carmen Martín Gaite o Carmen Conde, la pintora Maruja Mallo o las actrices Margarita Xirgú o Mari Carrillo comparten protagonismo con otros que no podemos identificar, pero que nos recuerdan el hambre, la guerra, la emigración, la lucha por las conquistas sociales, los logros educativos, los avances políticos o la superación de una moral represora con todos, pero cebada especialmente con las mujeres.

Interpretación del pasado

Oportunamente, la comisaria de la exposición, Cristina Zelich, nos recuerda que, consideradas como documentos de historia, las fotografías, “lejos de ser un reflejo fiel del pasado, constituyen una interpretación del mismo”. Es entonces cuando conviene recordar que la Agencia Efe fue creada en 1939 en Burgos a instancias de Serrano Súñer, el cuñadísimo de Franco, con el objetivo de contrarrestar la información de la zona republicana y difundir los ideales y los logros del siniestro nuevo régimen. Unos ideales que, con la inestimable ayuda de la iglesia católica, buscaban instituir la desigualdad y la subordinación de la mujer ante la indiscutible supremacía masculina. El archivo de la agencia no solo incluye el reflejo de ese país creado a imagen y semejanza de aquel dictador. Como consecuencia de incautaciones y de donaciones, guarda también el de aquel otro que el franquismo aplastó en una guerra interminable. Un país en el que los ciudadanos hacían cola para elegir democráticamente a sus gobernantes o donde un grupo de chicos y chicas posaban con atuendos de playa en la Barcelona de 1935, ajenos a lo que el futuro les iba a deparar. El pie de foto de esta imagen se detiene en una de las jóvenes, le pone nombre y, de manera inusual, la identifica como miembro de la juventud comunista catalana y más tarde miliciana. Marina Ginestà. Los datos hacen saltar como un resorte la asociación entre esta chica sonriente y preparada para el baño con la que muy poco después se dejará fotografiar en la azotea del Hotel Colón de Barcelona casi de perfil con un fusil al hombro y una actitud de orgullo. Apenas un año después de aquella foto de la playa, el mundo habrá cambiado radicalmente para esta joven de 17 años. Luego partirá al exilio, trabajará como traductora y cuando su país recobre la democracia se convertirá, sin que ella lo sepa, en un símbolo juvenil de aquel tiempo convulso que aparecerá en libros e ilustrará portadas. En 2008, cuando ya haya cumplido los 89 años y convertido su viejo exilio en París en su forma natural de vida recibirá la visita de un periodista de la Agencia Efe que dará noticia de ella y le permitirá hablar de una fotografía que para ella es ahora como una “revancha del tiempo”. Aunque tardíamente, la memoria de aquella chica del fusil prestado para fotografiarse con Barcelona al fondo ha logrado salir a la luz. Al igual que la mujer española de comienzos del siglo XXI, Marina Ginestà ha dejado de ser una protagonista en la sombra. La foto, que también cierra un prolongado arco temporal, pertenece a la Agencia Efe. La busco en el catálogo de la exposición. Pero no está.

Publicado en Escuela nº 3.886 (2 diciembre 2010)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s